Temer dice que saldrá del poder solo si es derrocado y gana tiempo en la Justicia para evitar fuga de aliados

El presidente de Brasil, Michel Temer, afirmó que sólo dejará el cargo si es derrocado y, en un día con negociaciones frenéticas para evitar la huida de aliados, ganó este lunes tiempo ante el Supremo Tribunal Federal (STF) al desistir de una audiencia clave marcada para el miércoles que definiría si se mantenía la investigación sobre corrupción abierta contra el mandatario luego de ser grabado por el empresario delator Joesley Batista, de la firma JBS.

Los aliados en el Congreso le habían dado un ultimátum a Temer: si la corte suprema resolvía rechazar suspender la investigación el miércoles, se iban del gobierno.

Entonces, la defensa de Temer volvió atrás y retiró el pedido de suspender la investigación, en una estrategia para ganar tiempo, alejar el “efecto ultimátum” e intentar contener a los díscolos que no quieren arriesgar su imagen al escándalo por el que el presidente es investigado en el STF por corrupción, obstrucción de la justicia y asociación ilícita.

Mientras existen apuestas para determinar un eventual sucesor de Temer en el campo político de Brasilia y en la Bolsa de Valores de San Pablo, el ministro de Hacienda, Henrique Meirelles, dijo al JPMorgan, en una teleconferencia con inversores, que la reforma jubilatoria esperada por el mercado podrá demorarse algunas semanas.

Meirelles, ex presidente del consejo consultivo de JBS antes de asumir en Hacienda, dijo a los inversores que habrá reforma más allá de la continuidad o no del presidente, al tiempo que el martes se reúne la comisión de Comisión y Justicia de la Cámara de Diputados para evaluar una enmienda constitucional que la posibilite.

Temer dice que fue “ingenuo”, en medio del escándalo de corrupción que puede costarlela presidencia de Brasil http://u.afp.com/4mhM 

Con el mayor grupo de medios del país, Organizaciones Globo, y el opositor del Partido de los Trabajadores (PT) de los ex presidentes Luiz Inácio Lula da Silva y Dilma Rousseff reclamando su renuncia, Temer le dio una entrevista a Folha de S.Paulo en la que afirmó que sus contrincantes deberán trabajar para sacarlo del Palacio del Planalto.

“Mantengo la serenidad: no voy a renunciar. Si quieren, que me derriben, porque si yo presento la renuncia es una declaración de culpa”. Además dijo que pecó por “ingenuo” y que quiere pasar la imagen de que el jefe del Estado “no está perdido”, por lo cual buscará aprobar las reformas del ajuste económico que su gobierno impulsa en el Congreso.

Tras haber sido grabado en forma secreta por el empresario corruptor confeso Joesley Batista, dueño del gigante de alimentos JBS, el mayor frigorífico del mundo, nueve pedidos de juicio político fueron presentados ante el presidente de la Cámara de Diputados, Rodrigo Maia, número 2 del país y aliado de Temer en las reformas económicas como la reforma laboral y la jubilatoria.

Maia es clave: tiene la llave para aceptar o no los pedidos de impeachment y además, en caso de renuncia de Temer, será el jefe del Estado encargado de llamar a una elección indirecta, para la cual también es candidato junto con Meirelles y la jefa de la corte, Carmen Lucia Antunes, entre otros.

En el centro del escenario jurídico Temer dio su versión del diálogo que tuvo con Batista, hoy en Estados Unidos tras prometer multas a la fiscalía general por haber corrompido a más de 1.800 políticos brasileños.

Temer dijo que recibió pasadas las 22 el 7 de marzo pasado en su residencia oficial al empresario que “estuvo 15 días entrenando para llevar la conversación a favor de su delación”.

Comentó que pensó que el empresario lo encontró en el sótano del Palacio do Jaburu de Brasilia para hablar sobre la operación de la carne podrida. Pero esa operación ocurrió 10 días después de esta reunión, apuntó la prensa, aumentando más los problemas del presidente.

La grabación presenta a Temer avalando un pago sistemático de sobornos de JBS para supuestamente comprar el silencio del ex presidente de la Cámara de Diputados Eduardo Cunha y mandando a negociar con su ex asesor personal y diputado Rodrigo Rocha Loures, filmado días después recibiendo sobornos por 500.000 reales en una pizzería de San Pablo.

La acción fue filmada por la Policía Federal, las valijas de dinero tenían chips para rastrearlos y los billetes estaban marcados.

Sin citarlo, envió una crítica hacia la Fiscalía General de la República (PGR), dirigida por Rodrigo Janot, por el acuerdo de delación premiada firmado por Joesley y Wesley Batista, quienes el 10 de mayo se mudaron a Estados Unidos en libertad, luego de haber confesado haber corrompido a más de 1.800 políticos.

Temer cree que tendrá fuerza política en las próximas semanas para aprobar la reforma laboral y la jubilatoria, en el marco del plan de ajuste fiscal, y que la fidelidad del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), su principal socio político, va hasta el 31 de diciembre de 2018.

El PSDB está en revuelo también porque el senador suspendido Aecio Neves, ex candidato presidencial en 2014, fue grabado y acusado de buscar usar a la corte suprema para detener la Operación Lava Jato, además de pedirle sobornos a Batista y hablar sobre la necesidad de asesinar a quien transporta el dinero de las coimas “antes de que se convierta en delator”.

“No podemos ser oportunistas”, dijo el ex presidente Fernando Henrique Cardoso al defender la permanencia al lado de Temer, luego de haber dicho la semana pasada que la renuncia se hacía necesaria.

“Debemos pensar en la economía, sacar al país del lodazal en el que se encuentra”, opinó por su parte Alberto Goldman, vicepresidente del PSDB, partido afectado sobre todo para las presidenciales de 2018 con la caída en desgracia de Aecio Neves, con su hermana y primo detenidos por haber sido los operadores de los sobornos de JBS.

La otra novela del caso Temer tiene que ver con el grabador que tenía Joesley Batista para registrar las conversaciones. Los abogados del mandatario dijeron que peritos encontraron 70 irregularidades y edición en la grabación, buscando objetar la prueba.

La corte decidió iniciar en forma urgente la pericia del grabador, que está siendo enviado desde Estados Unidos.

“La grabación es apenas una parte de esta serie de acusaciones gravísimas en las cuales está involucrado directamente el presidente, que escuchó de un empresario que se estaban comprando jueces y fiscales y pagando sobornos a políticos y no hizo nada”, expresó Carlos Lamachia, presidente del colegio profesional Orden de Abogados de Brasil, al presentar el noveno pedido de juicio político al mandatario.

En paralelo, JBS parece también sufrir las consecuencias del escándalo: el valor de sus acciones cayeron este lunes un 30 por ciento y las de su competidora BRF subieron un 6 por ciento. En la Bolsa paulista, el índice Bovespa bajó 1,54.

Autor entrada: Editor